Este blog trata sobre algo muy concreto,

Este blog trata sobre algo muy concreto, un sueño, una aventura, algo con lo que todas estas personas las cuales nos hacemos llamar directiones soñamos, su música nos hace más grandes, sus videos nos sacan muchas veces una sonrisa, sus fotos nos hacen babear, pero especialmente, sus voces, nos pierden.

domingo, 14 de octubre de 2012

Capítulo 77.

-Buenos días pequeña.- me dijo Liam besándome delicadamente.
-Buenos días.- dije mirando en el despertador de la mesilla de noche que hora era.-¿Son las 9? ¿Como no me has despertado? Quede con Carol a las diez para trabajar unas cosas de una de las coreografías para el ensayo de esta tarde.-dije mientras me levantaba de golpe.
-Ei, tranquila, párate quieta.-me dijo Liam mientras me agarraba por el brazo y me sentaba en sus piernas.- ¿Ensayo hoy también? Llevamos una semana ensayando todos los días, y mañana es tu cumpleaños, y tu fiesta, ¿tienes pensado ya que vas a hacer?
-No, la verdad no he tenido tiempo.-contesté.
-Pues tómate un descanso, todavía quedan más de dos meses para que empecemos la gira y ya lo tenemos casi todo listo. Hoy vamos a pasar el día juntos, y organizar tu fiesta de cumpleaños, ¿no se hace una mayor de edad todos los días no crees?- me dijo con un beso en el cuello.
-Me parece bien.-contesté.- Pero tengo que llamar a Carol para decírselo.
-Carol ya lo sabe, la llame esta mañana.- me contestó.- Por lo tanto corre a darte una ducha y vestirte, mientras te haré el desayuno, nos espera un día muy largo.- y me volvió a besar, pero esta vez fue un delicado beso en los labios.

|Narra Liam|

Había pensado que los dieciocho Laura los tenía que celebrar de una forma especial, con toda su gente por lo que pensé que una increíble idea sería traerle como sorpresa a Silvia, Micaela, Antía y Emm, sabía que las echaba muchísimo de menos, cada día, ya que hacía aproximadamente 4 meses que llevaba sin verlas. Las llame y les dije lo que pensaba, al principio fue incomodo ya que llevábamos más de un año sin hablar, pero les pareció una genial idea y me dijeron que harían lo posible por venir a Londres, bueno, Emma no, se había mudado a los Estados Unidos con Robert, y no le sería posible venir. Antía estaba también en Estados Unidos, trabajaba como modelo, pero juro no perderse por nada el cumpleaños de Laura.

-¿Si?.-contesté al teléfono.
-¿Puedes hablar? Soy Mica.
-Si, Laura esta en la ducha.-contesté.
-Ya tenemos todo listo, llegaremos ahí aproximadamente a las 11 de la noche, y contamos con a las 12 estar llamando a la puerta, ¿a donde vamos? ¿a vuestra casa o al apartamento de Laura y Carol?
-Esta noche habíamos contado todos con cenar en casa de Marta, ¿te mando un mensaje con la dirección si?
-¿Están todos informados de que vamos a ir?.- preguntó Mica.
-No, aparte de una sorpresa para Laura quiero que también sea una sorpresa para los chicos, por lo tanto solo lo sabemos Marta, Carol y yo.-contesté.
-¿Estarán Sarah, Chelsea y Alex?.-preguntó ella.
-No, pero supongo que estarán en la fiesta de mañana.-escuché a Laura salir del baño.- te tengo que dejar, más tarde te mando el mensaje con la dirección de Marta, buen viaje.-dije antes de colgar.

Desayunamos y salimos, teníamos muchas cosas que preparar y habíamos quedado de juntarnos todos en casa de Marta para organizarnos ya que todos querían ayudar a montar la fiesta.

jueves, 11 de octubre de 2012

Capítulo 76

|Narra Harry|

La vi bajar por aquellas escaleras y parecía una diosa, no se que cantidad de veces he pensado en la perfección de sus rasgos, de cada uno de ellos, en la perfección de su sonrisa, de sus ojos, de su cadera y de sus piernas. Llevaba un mono largo que la estilizaban totalmente y un recogido que la hacía parecer unos años más mayor.


-Hola Harry, al fin te has decidido a venir.-dijo Marta,-no es que me apasione tu presencia, pero en mi casa eres bien recibido.
Me había quedado pasmado, debí parecer idiota como mínimo.
-Si, los chicos me han obligado a venir.-contesté siendo lo más borde que pude.

Liam, Louis y Marta se adelantaron y yo me quedé más atrás con Laura y Niall los cuales no paraban de hacer el tonto, su amistad siempre ha sido la que más ha llamado la atención desde el principio, son como hermanos, casi almas gemelas, estoy seguro de que serían la pareja perfecta, sin duda alguna lo sería, son cada uno la media naranja del otro, pero ellos no lo ven así, simplemente ven eso, una gran amistad, una de las mejores.
-¿Y decías que no te gustaba verdad?.-dijo Niall riendo y dándome un codazo, supuse que se refería a Marta.
-Tío cállate, no sé ni porque os he echo caso, si me quedase en casa...-la verdad no sabía muy bien que contestarle, ya que sabía todavía mejor que ellos que esa niña me volvía loco.
-Porque te gusta Marta por mucho que no quieras reconocerlo, y te has dado cuenta de que la habías juzgado mal, y por mucho que sea una niña rica hijita de papá es una persona increíble, aparte de ser super guapa y te empieza a gustar.-dijo Laura mientras Niall se reía, y tenía razón en cada cosa que dijo.
-Ahí le has dado.-dijo Niall.
-Puede pero me he portado de culo con ella desde que la conozco y estoy seguro de que ahora es tarde y que me odia.-contesté.
-¿Te odia? Eres Harry Styles como ella misma dice, y solamente se hace la dura porque odia a los tíos prepotentes, en el fondo os morís el uno por el otro.- dijo Laura mirándome muy seria.
-Ya sabes, acércate, discúlpate, cántale un poco al oído, y lánzate.-dijo Niall.
-¿Tu que dices Laura?.- pregunté esperando que me diese algún consejo, siempre lo hacía.
-No lo dudes ni un minuto más.-contestó dándome una palmada en la espalda, y así pensé que debía hacer.

Me senté en una de las hamacas y me paré a buscarla, me quede observándola fijamente la vi bailando, estaba con Liam y en un momento este la dejo sola para acercarse a Laura, pensé que era mi oportunidad y me levanté de golpe en busca de ella. Estaba de espaldas la agarré por el codo y la giré hacia mi, en ese momento Ethan puso una canción lenta, la cogí por la cintura y empezamos a bailar.

-¿Qué se supone que haces?-preguntó confusa.
-Simplemente pretendía, hablar contigo, verás, creo que debo disculparme.-levanté la mirada del suelo, y miré fijamente a sus ojos. Me miró fijamente, si apartar la mirada de mi ni por un segundo.
-¿Disculparte?
-Si, por haberte juzgado mal, y comportarme contigo de esa manera, supongo que no ha estado bien, que he parecido un chulo, un prepotente y una persona horrible, me gustaría que aceptases mis disculpas.
-Las acepto.
-¿Te parece si vamos a un sitio más tranquilo y hablamos?- afirmó con la cabeza y me guió hasta una sala increíble de su casa.

Nos sentamos en un sofá en silencio, un silencio demasiado incomodo, y no sabía que hacer ni que decir, por lo que simplemente la miré y esperé a que ella me devolviese la mirada para agarrar su cara entre mis manos y besarla, no se resistió, al contrario, parecía que deseaba aquello casi tanto como yo, y así pasamos un buen rato, besándonos, y acariciándonos.

-Me gustas Marta, desde que te vi, pero nunca me han gustado las niñas pijas y pensé que tu eras así, lo siento.
-Tu también me gustas, desde el primer momento, pero a partir de tu comportamiento pensé que eras un chulo y por eso me puse a la defensiva contigo.
-¿Firmamos una declaración de paz?
Me besó de nuevo.
-Creo que eso también vale.-dije volviendo a besarla por última vez antes de salir a junto el resto de los invitados de la fiesta.




Hola queridas lectoras, a partir de ahora probablemente los capítulos serán un poco más cortos debido a que apenas tenemos tiempo ya que hemos empezado las clases y necesitamos más tiempo para estudiar. Prometemos subir capítulo en cuanto nos sea posible, y esperamos comentarios con ideas, en los últimos capítulos han pasado muchas cosas y ha habido cambios muy repentinos, darnos vuestra opinión, muchísimos besos. Laura.